El Palacio Rocca Contarini degli Scrigni

Ene 30, 2020 | arquitectura, historia, jardines | 0 Comentarios

En Venecia, hay un palacio precioso con vista al Gran Canal: se llama Palacio Rocca Contarini Corfù dagli Scrigni: muchos nombres, mucha historia.

Es una prestigiosa casa privada, normalmente no accesible al público, excepto en ocasiones particulares como puede ser una boda, un cumpleaños u otro evento especial. Sin embargo, si no tiene nada para festejar, puede contactar su Best Venice guide que los acompañará en la visita extraordinaria del palacio, en presencia, por supuesto, de sus actuales propietarios.

Es una experiencia de aquellas que no se olvidan más en la vida: accediendo al palacio, se regresa atrás a lo largo de los siglos durante el periodo del esplendor de la Republica de Venecia, la Serenísima. Como todos los palacios nobles, también este tiene una entrada “de agua” y una entrada “de tierra”. Esto significa un acceso por el Canal y uno por la calle. Usando la entrada de la calle, que se halla justo detrás del edificio, se tiene acceso a un patio del siglo XIV.

Este patio tiene una parte pavimentada en piedra, con su aljibe situado en el centro (sobre los “aljibes” venecianos, lean el blog de nuestra Best Venice guide Eugenia Acebal https://www.facebook.com/bestveniceguides/posts/2427153390848977) y otra parte utilizada como jardín florido, enriquecido con antiguas estatuas de mármol, lamentablemente un poco arruinadas por el paso del tiempo.

El patio del Palacio Contarini

La fachada interior del siglo XIV conserva todavía algunos frescos, que en el tiempo de la Serenísima decoraban las fachadas de muchos palacios en el Gran Canal. Era una ciudad “picta”, que tanta admiración y estupor despertaba a los ojos de los extranjeros que visitaban Venecia por la primera vez.      

Fachada interior de la parte del patio

Cruzando el umbral del palacio, se entra en el “androne”, el corredor principal de la planta baja. A los lados, había cuartos donde se hospedaban los gondoleros, que trabajaban – día y noche – para la familia Contarini. Miren bien las vigas de madera en el techo que constituyen la típica estructura edilicia veneciana. Pregunten a su Best Venice Guide el por qué.

El corredor principal de la planta baja

Una escalera empinada lleva al primer piso “noble”, y desde el último escalón, se puede admirar un ambiente extraordinario, curado hasta en el más mínimo detalle. El “portego” (el corredor del primer piso de los palacios venecianos, que corresponde a la polífora central de la fachada en el Gran Canal) mantiene muebles originales del siglo XVIII. Paredes en “marmorino rosa”, un tipo de mármol rosa y alfombras que cubren, solo en parte, el “terrazzo alla veneziana”, aquel tradicional piso de las casas venecianas.     

El «portego» en el primer piso noble

Maravillosa lampara de cristal de Murano

Y luego, no faltan las fotos de familia; la verdad es que los actuales propietarios viven aquí desde 1890. Personajes famosos vinieron a visitar la familia Rocca Contarini: Gabriele D’Annunzio y Guglielmo Marconi (el que inventó el radio-teléfono), pero los más ilustres fueron, en el 1985, Carlo y Diana, los reales ingleses. En príncipe de Inglaterra y la esposa expresaron su voluntad de conocer un palacio en el Gran Canal, habitado por la misma familia, por lo menos por tres generaciones. Aquí entonces fueron recibidos y, por respeto a la tradición inglesa, les ofrecieron un té en el “salotto rosso”, el salón rojo.    

La foto original de Carlo y Diana

La vista que se disfruta en el Gran Canal desde el “salón verde” es increíble: sobre la izquierda, el campanario gótico de la iglesia de los “Frari”, y la fachada barroca de Ca’ Rezzonico. A mano derecha, se observa el puente de madera de la Accademia (hoy un museo) y una parada de góndolas.

Vista panoramica

Vista panoramica

Volviendo a entrar en el piso noble del palacio Contarini, no se puede perder el cuarto principal que tiene el techo decorado de un fresco de Guarana y representa una alegoría del Sol y de la Luna que se corren atrás, que significa el inmutable alterno entre el día y la noche. 

El fresco de Guarana

Detalle del fresco del techo

En fin, el palacio Rocca Contarini merece una visita cuando estén en Venecia y, si se reserva con antelación, se ofrece también una degustación de productos típicos locales como “spritz” y “cicchetti” (nuestras tapas), aprovechando la espectacular vista que el palacio tiene del Gran Canal. Su Best Venice Guide les espera por eso.

Federica Gullino
BestVeniceGuides
federica.gullino@gmail.com