Giuseppina De Vecchi

Giuseppina De Vecchi
Language: Francuski, Italijanski, Spagnolo
: +39 3803914320
Licenca: Treviso (2001) - Licenca: Véneto Oriental (2005) - Licenca: Venecia (2009)
Altra abilitazione: Turisticki pratioc

La emoción del descubrimiento es más importante del descubrimiento: mis itinerarios del alma.

Venecia representa cultura, belleza y misterio. Cada vez que encuentro personas que quieren conocerla y descubrirla, yo me hago intérprete de sus desos y de sus necesidades llevándolos al descubrimiento de esta visión eterna.

Mis estudios

Mi trabajo es mi vocación, mi pasión. Recuerdo el momento preciso de este itinerario existencial que me ha llevado a desarrollar el trabajo de guía de turismo. Fue cuando mi profesor de la escuela superior me dijo que yo podía pensar en hacerlo porque era una profesión reconocida en el sector del turismo y del arte, me aclaró también que para  ser buen guía tenía que hacer estudios serios y específicos sobre  las principales bellezas artísticas y monumentales de nuestro País, la bella Italia. Así que empecé a estudiar las lenguas para llegar a entrar en contacto con otros mundos, otras culturas, e intentar mediar y transmitir un mensaje de armonía y respeto para las tradiciones más antiguas. Al principio todo eso me parecía una visión lejana casi inalcanzable, pero, gracias a mi profe pude deducir que este podía ser el sueño de mi vida y aunque yo tenía muchas incertidumbres pensaba que algún día lo realizaría, este viaje onírico. Una experiencia que marcó mi vida fue la que pasé como profe de lengua y cultura española en las escuelas públicas del territorio. Fue en aquel momento de mi vida que yo tuve la conciencia que el encuentro con el turista se hace con la mediación lingüística y que esto se transformaría en el trabajo de mi vida.

Lo que aconsejo

Mi experiencia me sugiere que la comunicación pasa por la emoción y las experiencias. Mi atención se concentra en el desarrollo de recorridos que ilustran temas que pueden ayudar a vivir y experimentar. El sabor y el placer de la buena cocina es la experiencia por excelencia, y también el momento en el que se experimenta  el tacto tocando un tejido precioso es una buena ayuda a la reconstrucción de mundos e imágenes. Mis propuestas intentan ser de tipo experiencial porque los 5 sentidos son su principio inspirador y su clave interpretativa.