Una obra de arte pública domina la Plaza de San Marcos, se encuentra encima del portal principal de la Basílica, representa cuatro caballos; llama la atención por su belleza y provoca la curiosidad de los visitantes. En realidad, es una copia de un conjunto escultórico precioso y misterioso, alojado hoy en el Museo de la Basílica: la única cuadriga de la Antigüedad clásica existente. Su historia es entusiasmante.

read more