La decoración de la iglesia de San Sebastián fue una de las empresas más importantes para Pablo Veronés a lo largo de toda su vida. Las características principales de estas pinturas son el cromatismo resplandeciente y luminoso, y la presencia en el fondo de grandes arquitecturas que parecen los bastidores escenográficos del teatro de aquel tiempo.

read more